Calentadores de bajo consumo

Calefactores de bajo consumo: ¿cuáles son los mejores?

Llegar a casa a descansar y disfrutar de la calidez del hogar, es un beneficio que te pueden facilitar los calefactores de bajo consumo. Después de salir de trabajar o de quedar con amigos, esperamos el momento ideal en el que estemos en casa con nuestra manta y tomando nuestra bebida favorita. Pero esto es aún más placentero si en casa tenemos la temperatura que más nos gusta sin preocuparnos por la factura de la luz.  

Si estás considerando comprar el mejor calefactor y que sea de bajo consumo, aquí te contaremos qué debes tener en cuenta para que se adapte a tus necesidades reales: 

  1. Saber qué tipo de espacio quieres calentar, así podrás ver la potencia o capacidad del calentador.
  2. Considerar si el espacio donde estará el calentador de menor consumo es abierto o cerrado.
  3. Mantenerlo encendido por largos o cortos periodos de tiempo. 
  4. El sistema de seguridad que tienen los calefactores de bajo consumo.
  5. Portabilidad: si quieres llevarlo de un espacio a otro, o si quieres instalarlo en un solo ambiente.
  6. Luces: algunos generan luz en el ambiente. Es un factor a tener cuenta al pensar en la hora de descansar.  

Tipos de calefactores de bajo consumo que encontrarás en el mercado: 

  • Estufas a gas: emite calor mediante la combustión de gas, es económica y genera gran potencia. Si optas por esta, deberás ventilar la habitación en la que haya estado porque generan vapor de agua y aumentan la humedad del ambiente. Para espacios grandes, siempre será la opción más rápida y económica.
  • Estufas eléctricas: Es perfecta para acomodarla en pequeños espacios o con niños. Es un calentador que emite calor seco, por lo que no es necesario ventilar. Recomendable para usar en el dormitorio y por cortos periodos.
  • Radiadores eléctricos de aceite: Llevan programador y termostato, lo que permite mantener una temperatura constante y ser controlada. Esto hace que el consumo de energía sea menor por parte del calefactor, ya que mantiene el calor por más tiempo.
  • Estufas halógenas: Hacen parte de la clasificación de las eléctricas y es recomendable para ambientes más pequeños. Transmiten calor localizado por medio de la radiación y luz en el ambiente. No consume oxigeno ni emite gases dentro del ambiente.  
  • Estufas de parafinas: Sistema de calefacción silencioso, es portátil, calientan rápidamente el ambiente, por lo que se recomienda para comedores y salas. Estos calentadores usan como combustible la parafina, lo que permite que el calor se distribuya muy bien por toda la habitación; consumo extremadamente económico.  
  • Estufas Pellet: El pallet es un combustible fácil de encontrar y almacenar. Estas estufas se cargan automáticamente y necesitan corriente eléctrica para su funcionamiento. Su rendimiento es mayor al de las estufas de leña.  
  • Estufas de leña: Son manuales, no necesitan corriente eléctrica y utilizan como combustible materiales orgánicos para generar calor y tienen salida de humo superior a la estufa de pallet. 

De acuerdo a la OCU, destacan dos calefactores de la marca Rowenta entre los mejores del mercado:

Ya sabes cuales son las diferentes opciones que encontrarás en el mercado a la hora de intentar comprar el mejor calefactor de bajo consumo y que se adapte a tus necesidades. Si de ahorrar dinero en la factura de la luz se trata, debes ver aspectos relevantes como: el termostato, si tiene temporizador, los niveles de funcionamiento del calefactor y la potencia.  

Encuentra todas las opciones y más en la tienda online de Ferretería Calabuig. Disfruta del invierno con el confort de la temperatura adecuada, mientras ahorras dinero. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *