carro de compra

Carro de compra, cuáles son sus ventajas

Las diferentes formas de ver un carro de compra

Desde hace más de un año que nuestros hábitos de vida han cambiado, buscamos la practicidad y valoramos las buenas experiencias. En Calabuig siempre intentamos destacar eso que sabemos te será útil en tu día a día. La pregunta que nos planteamos es: “¿Cómo puede hacer más agradable y divertida la compra en el supermercado? ¿Un carro de compra será necesario? ”

Si tienes el tiempo, nosotros te aconsejamos: transformar lo que siempre ha parecido una tarea aburrida.  Verla como una experiencia para disfrutar y dedicar tanto a nosotros mismos,  como a a nuestro barrio.

He aquí una lista de las ventajas de utilizar un carrito de la compra.

1.      La tradición del carro de compras

No se puede negar, a los españoles nos gusta la costumbre y la comodidad. Somos de los primeros en Europa en haber explotado el carro de compra, que se está extendiendo. Incluso en el extranjero han comprendido el inmenso potencial de un objeto aparentemente tan sencillo. Nos gusta darnos el gusto de hacer un viaje más largo, parar en una tienda más para descubrir un nuevo alimento. ¡Todo sin tener que pensar en el peso que llevamos!

2. ¿El carro de compras reduce el dolor de espalda?

Tenemos que cuidarnos, el carro no es solo para gente mayor, el Instituto Nacional de Estadística en 2019 afirmó que casi 17,5 millones de personas en España sufrían o habían sufrido dolor de espalda. El carro de compra no sólo facilita la vida a nuestros abuelos, seguramente se quejarán menos, sino que ahora también es muy utilizado entre los estudiantes, que optan por la comodidad de esta herramienta. ¡Gracias a las ruedas es posible arrastrarlo sin ningún esfuerzo, podemos decir adiós al dolor por la excesiva carga de nuestras compras, ya sea sólo hasta el aparcamiento donde dejamos el coche o directamente hasta nuestra cocina!

Otro beneficio que podemos obtener de la ausencia de dolor y, por tanto, de la ausencia de prisa por llegar a casa, es levantar la cabeza del asfalto y fijarnos en los bellos detalles en los que nunca nos fijamos en nuestro barrio.

Con media hora puede bastarnos, para pasear por las calles de camino a nuestra tienda favorita. Puede relajarnos y sobre todo disfrutar de nuestra hermosa ciudad y de un paseo al aire libre. Convirtamos una rutina en un momento para nosotros mismos.

3. Llena el carro de compras con comida sana

Las prisas, el espacio limitado, el miedo al número de bolsas con las que salimos de la tienda, nos afectan lo suficiente como para tener ansiedad mientras estamos en la cola de la caja. Nada de esto ocurre con el carro de compra. No sólo porque es una herramienta con una capacidad muy grande, también es extremadamente resistente y tiene una larga durabilidad (uno de buena calidad puede hacerte compañía durante muchos, muchos años).

Reducir el estrés de la compra y tener una nueva herramienta que nos guste utilizar, ayuda a centrarnos más en los productos que estamos llevando, podría ayudarnos a llenar nuestros carritos con productos saludables y sostenibles.

4. Apoyo al comercio local acompañado de tu carro de compras

Si somos capaces de convertir el momento de la compra en una experiencia para pasear, para reequilibrar la mente y el cuerpo y observar mejor las calles de nuestras ciudades, nos daremos cuenta de la cantidad de comercios locales a los que podemos apoyar actualmente. El carrito de la compra, también nos da la oportunidad de hacer un recorrido más amplio y acudir a más tiendas locales.

Por ejemplo, las fruterías de la zona que tienen altas posibilidades de tener un producto más fresco y saludable que el envasado en el supermercado, los propietarios estarán encantados de charlar durante la compra y podremos descubrir productos nuevos y especiales.

Sigue nuestras recetas para obtener ideas de platos originales, elaborados con productos saludables que puedes encontrar fácilmente en tu barrio.

5. Salva el medio ambiente, lleva tu carro de compra

Llevamos años escuchando esto: ¡no más plástico! No más bolsas de plástico desechables, ¡no podemos permitirnos contaminar más nuestros mares! El carrito de compra nos ayuda a disminuir el consumo de bolsas de compra desechables, es una herramienta indispensable, ¡que desde hace tiempo tiene muchísimo potencial!

¿Sabías que la bolsa de tela del carrito de compra es plegable? Puedes cambiarla según tu gusto y tu look, en Calabuig te hemos reservado una selección de las mejores bolsas de la compra Garmol, duraderas, fiables y estéticamente bonitas, ¡para ti, para tu hijo en la universidad o para tus abuelos!

 

¿Todavía te lo estás pensando?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *