Huerto urbano: guía con lo que necesitas saber

Huerto urbano: lo básico 

En este artículo demostraremos que sembrar en casa es una actividad para todos y que tener un huerto urbano es más fácil de lo que crees.  Este último año nos ha servido para comprender mejor la necesidad de espacios abiertos, de luz y de conexión con la naturaleza.  Durante la cuarentena, muchos de nosotros nos centramos en los rincones verdes de nuestro hogar.  Los que tienen la suerte de tener un jardín o una terraza, lo tuvieron más fácil y siguen teniendo muchas posibilidades creativas; para los que viven en la ciudad y están más acostumbrados a los espacios cerrados, seguramente tuvieron más dificultades.

¿Qué es un huerto urbano? 

Es un espacio de nuestro hogar que se dedica al cultivo de alimentos, flores y plantas de diferentes tipos de forma natural. 

El huerto urbano sirve para diferentes propósitos y necesidades, plantar una semilla y verla crecer; nos estimula habilidades y mejora nuestra relación y conocimiento de la naturaleza además deja una sensación de satisfacción que muchos disfrutan. En este artículo te contaremos con detalle cómo prepararte y preparar tu hogar para recibir un huerto urbano, las razones por las que se considera una de las mejores actividades del último año y por dónde empezar para hacer el tuyo correctamente.  

¿Quieres saber más? 

Las ventajas de esta práctica

 Si tuviéramos la oportunidad de hacer una lluvia de ideas todos juntos, encontraríamos cientos de razones válidas para hacer un huerto ecológico en nuestro hogar, entre las más comunes y las más satisfactorias que podemos nombrar: 

  • Reducir el estrés gracias a la naturaleza: está demostrado que un contacto estrecho con la naturaleza mejora la relación con uno mismo y aporta beneficios físicos y mentales. Según un estudio publicado en el Journal of health Psychology, incluso sólo media hora dedicada a cuidar de las plantas reduce significativamente la hormona del cortisol, que es la solución que nuestro cuerpo libera de forma natural durante un momento de alto estrés y tensión.
    En muchas culturas orientales, es un hábito establecido y socialmente compartido. 
  • Desarrollar un consumo responsable: existen diferentes opciones a la hora de elegir qué plantar, entre ellas alimentos y hierbas aromáticas que pueden utilizarse en la cocina. Producir parte de lo que consumes te desvincula del supermercado y te llena de satisfacción personal. Obviamente, en espacios más urbanos no siempre es posible cultivar tomates o patatas, pero puedes tener perejil o albahaca que siempre son útiles en la casa de cualquier cocinitas. Plantar para consumo propio también da la posibilidad de elegir un tipo de abono, evitando los productos químicos o prefiriendo utilizar un compostador.
  • Inicia un nuevo ciclo de responsabilidad medioambiental: actualmente es trabajo de todos cuidar del exterior, traer un poco de naturaleza a nuestro entorno, son formas que tenemos de re conectar con la naturaleza y de restablecer un equilibrio en el que nos responsabilizamos más.

Otra ventaja se verá reflejada en la biodiversidad de nuestras ciudades, al contar con diferentes ejemplares de especies o huertos urbanos presentes en el territorio. Puedes dedicarte al cultivo de alimentos sostenibles y de plantas particulares, como las medicinales o las exóticas. 

 ¿Cómo empezar con tu huerto urbano? 

Hay varios aspectos que debes tener en cuenta a la hora de plantar un huerto en tu hogar.
Las plantas tienen ciertas necesidades que cambian según el tipo, los aspectos fundamentales que necesitas son: 

  • Ubicación: un huerto necesita mucha luz directa para crecer, hay muchas plantas de interior que en una etapa más adulta no necesitan tanta luz, pero para las semillas es recomendable un lugar luminoso y cerca de una corriente de aire, como al aire libre o cerca de una ventana. En este caso es muy conveniente un balcón o una terraza. 
  • Tipo de tierra: dependiendo de lo que decidas cultivar hay diferentes tipos de tierra; el más común es el sustrato para plantas, que se puede conseguir fácilmente. Algunos tipos de flores necesitan un suelo con diferentes nutrientes, como las orquídeas. Un excelente componente para añadir al suelo es el compost: los residuos de materia orgánica son extremadamente nutritivos para las plantas, puedes optar por crearlo en casa de forma independiente, o confiar en un compostador. 
  •  Tamaño: Si no tienes un gran espacio para dedicar a tu huerto. ¡No te preocupes! Siempre puedes hacer un huerto urbano en una maceta, pero ten en cuenta que necesitas una profundidad de al menos 10 a 15 centímetros. En cualquier caso, en este artículo también te daremos otras ideas creativas para el “contenedor” de tu nuevo huerto urbano. 

 ¿Qué plantar? 

Puedes guiarte por la temporada o por tu imaginación.  Obviamente, tendrás muchas más opciones en primavera que en otoño, pero ¿a qué esperas? 

Una buena acción creativa es elegir diferentes tipos de flores, plantas o verduras que se complementen entre sí.  Al poner algunas plantas con alimentos, podrás mantener lejos las plagas y hongos lejos de tu cultivo. 

Aquí hay varias opciones:

huerto-urbano-calabuir

 

Recipientes para tu huerto

Cuando te encuentras montando un huerto ecológico en tu casa y si no tienes muchas ideas sobre dónde colocarlo o cuál es el mejor recipiente, piensa en esta pequeña sección que hemos seleccionado para ti:

  • Macetas: entre las más usadas y las más baratas están las clásicas macetas con una profundidad adecuada, que se pueden poner en el balcón, la terraza o incluso cerca de una ventana grande. 
  • Jardín vertical: si os interesan las flores o las plantas pequeñas, podéis confiar en esta hermosa herramienta, cómoda y práctica con un sistema de re-floración automática. ¡También es ideal para reavivar una hermosa pared de su casa!
  • Mesas de cultivo: existen diferentes ejemplos de estos objetos de madera que además de proporcionar espacio para guardar cerca de ti todas tus herramientas, la movilidad de las ruedas sirve para poder desplazarlo a nuestra conveniencia.
  • Modelos específicos: los modelos “escalera” ahorran espacio para aquellos que tengan un balcón o terraza no demasiado grande, son estéticamente agradables debido a la madera. ¡Darán un toque extra a tu hogar!
  • Modelos reciclados: para quienes se preocupan mucho por el medio ambiente, existen opciones de reciclaje y upcycling muy creativos y de bajo coste, como la reutilización de botellas de plástico grandes las cuales puedes modificar a tu gusto.

Sea cual sea la elección que haga para tu jardín, en Calabuig estamos preparados para ofrecerle todo el asesoramiento necesario, los productos y todas las herramientas que necesites. Tómate tu tiempo e imagine su huerto ideal. 

En el próximo artículo hablaremos de los siguientes pasos, ahora deja volar tu imaginación y empieza a conseguir lo que necesitas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *