Mantenimiento de piscina, qué debes saber

¿Qué aspectos considerar para llevar a cabo el mantenimiento de tu piscina?  

Para hacer el mantenimiento de tu piscina y dejarla lo mejor posible, considera los siguientes aspectos, que serán claves. Aprovecha la llegada los días de calor y disfrutar de un tiempo de relajación.

El mantenimiento de tu piscina no debe representar un dolor de cabeza, si conoces los pasos prácticos a seguir y los productos de los cuales debes disponer para que tu piscina esté en condiciones óptimas.

Hacerlo de manera correcta ayuda a que el estado del agua no afecte a las personas que la usen, conserva a largo plazo las instalaciones.

QUÉ DEBES SABER PARA LLEVAR A CABO EL MANTENIMIENTO DE PISCINA

 

Deberás determinar en primer lugar, si conservaste durante el invierno el agua en hibernación, si lo hiciste de manera correcta no será necesario vaciar la piscina para su mantenimiento, solo deberás hacer el proceso de cloración de choque manteniendo siempre los niveles de pH del agua. Recuerda que la cantidad de producto depende del tamaño de tu piscina, más adelante te sugeriremos como calcularlo.

La hibernación también se conoce con el nombre de invernaje y es el proceso de mantenimiento de piscina que incluye productos químicos, se lleva a cabo cuando cambia la temporada y la piscina no será usada, hacerlo ahorra agua y la aparición de infecciones e insectos.

Limpieza del vaso para el mantenimiento de piscina

 

Si no conservaste es agua en hibernación deberás en primer lugar revisar que el filtro de la piscina esté en condiciones y efectúa un lavado y aclarado. Luego procede con la limpieza del vaso de la piscina: cepilla muy bien las paredes y depura el agua por 24 horas para ayudar a que las algas desaparezcan.  Ve vaciando la piscina poco a poco con ayuda de la depuradora. apóyate de productos químicos especializado para la limpieza del vaso. Cuando no veas rastros de suciedad enjuaga bien el suelo, las paredes y prepárate para poder llenarla.

Si tienes poco tiempo, también podrás optar por contratar a un profesional en la materia que te ayude con esta labor y de paso revise si el vaso no tiene grietas.

¿Cómo calcular el volumen de tu piscina?, es fundamental a la hora de hacer su mantenimiento

 

A la hora de hacer el mantenimiento de piscina deberás saber el volumen del agua que contiene, porque así usarás la cantidad adecuada de productos. Así que debemos calcularla y para hacerlo debemos tener en cuenta la forma y profundidad.

Calcula la profundidad de tu piscina

Bastará con sumar la parte menos profunda con la parte más profunda, y dividiendo entre 2 obtendrás la profundidad media.

Calcula el volumen de tu piscina

Aquí debes hacerlo dependiendo de la forma de tu piscina:

  • Piscina ovalada: multiplicas el ancho máximo, por el largo máximo con la profundidad media x el coeficiente (0,89).
  • Piscina redonda: largo máximo X ancho máximo X profundidad media X el coeficiente (0,785).
  • Piscina rectangular o cuadrada: largo X ancho X profundidad media.
  • Piscina forma de” L”: calcula como si fueran dos piscinas independientes y después suma los resultados. Una vez obtienes el resultado general para aplicar la fórmula: largo X ancho X profundidad media.

¿Ya has aplicado la fórmula de acuerdo con la forma de tu piscina?, has obtenido el resultado en metros cúbicos (m3) y para llevarlo a litros debes tener en cuenta que cada metro cúbico de piscina tiene 1.000 litros de agua. Solo bastará con multiplicar el resultado en m3 por 1.000.

Medir el pH mantenimiento de piscina

Para el correcto mantenimiento de piscina deberás medir constantemente el pH, es una medida del grado de acidez. Para asegurarte de que esté en los niveles ideales que oscilan entre 7.2 y 7.6.

Si el pH es inferior a 7.1 el agua se vuelve ácida afectando a los bañistas con posibles irritaciones tanto en ojos y piel. Si asciende a los 7.7 el cloro desinfectante pierde efectividad.

DESINFECCIÓN DEL AGUA PARA EN MANTENIMIENTO DE PISCINA

 

Uno de los pasos fundamentales dentro del mantenimiento de piscina, pues el agua aparentemente puede estar limpia paro sin darnos cuenta puede ser un cultivo de microorganismos. Dentro de ese paso a paso imprescindible está el proceso de cloración.

La cloración consiste en tratar el agua añadiendo compuesto químico de cloro. Para el mantenimiento de tu piscina podrás encontrar en el mercado productos con diferentes propósitos: para tratamiento de choque o de acción continuada. También podrás usarlos en diferentes presentaciones, ya sea granulado, en pastillas o líquido.

Recuerda que, durante el proceso de cloración, el agua debe estar con un pH entre 7 y 7.6 para que el proceso de desinfección sea efectivo. Existen productos químicos para corregir el valor del pH de ser necesario.

Ya sabes los conceptos básicos para llevar a cabo el mantenimiento de piscina que te ayudarán a disfrutar del verano en familia. Si aún no te has decidido por la piscina que mejor se ajuste a tus necesidades, te sugerimos leer el artículo de piscinas enterradas y piscinas desmontables. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *